Encierros con chupinazo y carretones para los más pequeños

Laura RODRÍGUEZ / San Sebastián de los Reyes, Madrid / 20.08.2018
Centenares de niños y niñas esperan cada año la llegada de las fiestas de Sanse para correr un encierro. El suyo lo corren, cada día de fiestas, ante reses simuladas, tres toros y tres cabestros, todos ellos carretones manejados por miembros de las peñas locales, que adaptan su velocidad a la edad de los niños que participan en la carrera.

Participar es libre y gratuito. Cada mañana de fiestas, a las 12,30 horas, y cada día en un tramo distinto del encierro, se celebran tres carreras: una para peques de hasta 5 años de edad, otra para niños y niñas de 6 a 10 años, y una tercera para los que tienen entre 11 y 15 años.

Las carreras empiezan, como las de verdad, con un chupinazo; y, como en las de verdad, hay que medir bien las fuerzas para no sufrir los accidentes propios de una carrera vertiginosa en la que la emoción, la adrenalina y las risas están aseguradas.

Además de jugar a los encierros, esta actividad genera una enorme ilusión en los pequeños que, con este juego también conocen y viven en primera persona una tradición centenaria en Sanse  que, a juzgar por la gran acogida y elevada participación que tiene también entre los niños, seguirá viva muchos años más.

Ver más

Contenidos relacionados

No se ha encontrado ninguno

Top