En resumen: tradición, alegría desbordada y multitud de propuestas para todos

Jorge G. PALOMO / San Sebastián de los Reyes, Madrid / 01.09.15
Resumir un programa de fiestas tan completo como el de San Sebastián de los Reyes es como atrapar la espuma del mar entre las manos. Casi imposible. Quizá lo único claro es el sentimiento colectivo cuando acaban.

Pero vayamos al principio. Todo arrancó con un pregón entusiasta del periodista Roberto Brasero, el hombre del tiempo en Antena 3. Sus predicciones se cumplieron, así como los augurios del alcalde. Las Fiestas de Sanse 2015 han sido un torbellino de emociones y actividades. Buen tiempo y buena cara.

Junto al clamor taurino, estos días finales de agosto en Sanse se caracterizan por marcar en la agenda tantos planes que probablemente no demos abasto. Si por la mañana abundan las actividades para los más pequeños, que han visto a Los Lunnis o al grupo Pica Pica, las tardes y noches han sido un momento estupendo para disfrutar en las casetas del recinto ferial o vivir en primera persona la hiperactividad del casco histórico con el fervor de las peñas, las promociones gastronómicas o el frenesí deportivo. Sanserunin, zumbathon, hockey o petanca, rallye fotográfico e incluso lanzamiento de huesos de aceituna. Por su parte, miles de personas han acudido a los conciertazos. Un cartel sensacional que ha unido diferentes estilos de música en diversos escenarios.

Mención especial merecen los actos religiosos, con la solemne procesión, otra de las grandes convocatorias del programa. Multitudinario y emotivo acto por las calles de la localidad en el II Centenario de la Hermandad del Stmo. Cristo de los Remedios.

Volvamos a la música. Nombres propios como Loquillo, Medina Azahara, Antonio Orozco o Nuria Fergó, un festival indie, una convocatoria masiva de Los 40 Principales e incluso un sarao multicolor con sonidos electrónicos. Ha habido teatro de improvisación con los Jamming, disco joven casi todas las noches, presencia de animadores como El Pulpo en las calles céntricas o las emblemáticas citas nocturnas del baile de las higueras, los peculiares astados a bordo de un carrito de la compra o el toro de fuego. Se nos escapan cientos de iniciativas como lo haría la espuma del mar entre las manos, pero el recuerdo es indeleble. Ya queda menos para las Fiestas de Sanse 2016. Un referente en la Comunidad de Madrid y en toda España. Nostalgia y alegría. Un clamor. Interés Turístico Nacional.

Show More

Contenidos relacionados

No se ha encontrado ninguno

Top