Celtas Cortos, la senda de un tiempo glorioso en escena

Jorge G. PALOMO / San Sebastián de los Reyes, Madrid / 31.08.16
Suenan los acordes de Celtas Cortos y el público enloquece. Nadie olvida aquel 20 de abril del 90. Y, aunque hoy no queda casi nadie de los de antes y los que hay han cambiado, una cosa no varía: la capacidad de movilizar a las masas que atesoran los grupos legendarios. Otra noche mágica en el Parque de La Marina de Sanse con la actuación de un símbolo del rock con influencias celtas. Más de dos millones de copias vendidas de sus diferentes discos avalan la dimensión del grupo.
 
Mención especial a los grupos locales precedentes de este concierto: Rondo, Cocoa y John Daniels.  En definitiva, este escenario de las fiestas ha sido un verdadero festival de estilos, épocas y emociones. Un variopinto tributo a la música.
 
Y volvamos a los Celtas Cortos. La senda del tiempo de esta cuadrilla que levanta el ánimo en cualquier sarao está plagada de éxitos. “A veces llega el momento en que te haces viejo de repente”, cantan los de Valladolid como si fuera la primera vez. Como si estuviéramos en la Cabaña del Turmo, aquel refugio de Huesca que hicieron célebre Jesús Cifuentes y compañía. Y no, no es el caso de Celtas Cortos. Se presentan en plena forma. Con arrugas en la frente, sí, pero con la certeza de que ellos seguirán con sus canciones y los demás, cómo no, con nuestros sueños. Con tranquilidad, sin nervios, acaso imaginando en el sillón las próximas Fiestas de San Sebastián de los Reyes.

Show More

Contenidos relacionados

No se ha encontrado ninguno

Top