Así son las medidas anti-COVID para las piscinas comunitarias de Sanse que abran este verano

Laura RODRÍGUEZ / San Sebastián de los Reyes, Madrid / 16.06.2021

Más de la mitad de las piscinas comunitarias de San Sebastián de los Reyes han comunicado ya su apertura para este verano. Es un paso obligatorio para poder arrancar una temporada que se presenta «con ganas» después de que el verano pasado muchas permanecieran cerradas por precaución.

En este 2021, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha ordenado nuevas restricciones para evitar la propagación de la COVID-19, medidas preventivas que afectan a las 12.000 piscinas comunitarias que hay en la Comunidad de Madrid, entre ellas las 142 instalaciones que hay registradas en Sanse (136 comunitarias y 6 privadas de uso público, incluidas las municipales de verano).

La semana pasada nos abrió sus puertas una de las más grandes y veteranas del municipio, la de la urbanización Tora, a la que acompañamos a la inspectora de Sanidad del Ayuntamiento en una de sus inspecciones rutinarias.

Aquí comprueba las instalaciones y la adecuada cloración del agua, además de recordar a los portavoces de la comunidad de propietarios las principales medidas obligatorias que deberán cumplir este verano, entre ellas:
– el aforo reducido al 60% en relación tanto a las dimensiones de la zona de playa como del vaso, de manera que, para el cálculo, cada usuario disponga de 3 metros cuadrados de espacio,
– en la zona de recreo, hacer una distribución espacial mediante marcas en el suelo para procurar la distancia de seguridad interpersonal entre los usuarios no convivientes,
– la desinfección regular de instalaciones, vestuarios, aseos, equipos y materiales de uso común o compartido,
– y el uso obligatorio de la mascarilla en todos los accesos y desplazamientos que se realizan en las instalaciones de la piscina, pudiendo permanecer sin ella durante el baño o mientras cada usuario/a permanezca en un espacio determinado.
Y algo que también es aconsejable este verano: llevar un registro de usuarios, para poder rastrear posibles contagios.

Yolanda Barbero nos explica que el uso seguro de estos espacios depende, además, de la prudencia de cada cual. Y, aunque salgamos «desinfectados» del agua clorada, entre las recomendaciones se incluye lavarnos las manos. Pero ojo, en verano, mejor con agua y jabón, porque el alcohol es inflamable.

Las piscinas comunitarias que aún no hayan comunicado su apertura, todavía pueden hacerlo; siempre con 15 días de antelación y adjuntando un control analítico del agua, el periodo de apertura y la documentación que acredite el cumplimiento de la normativa vigente, por ejemplo, en relación al espacio, aforo y socorristas (obligatorio en las urbanizaciones de la Comunidad de Madrid siempre que sobrepasen las 30 viviendas).

Show More

Contenidos relacionados

Top